Las cirugías íntimas más demandadas

Lejos de pensar que las cirugías estéticas dan como resultado un cambio físico visible en la vida cotidiana. Existe un tipo de cirugía que se considera tabú pero que se realizan con más asiduidad de lo que la gente piensa: cirugías íntimas femenina.

La cirugía íntima o cirugía vaginal, es el conjunto de intervenciones plásticas o estéticas que pueden llevarse a cabo en la zona genital de la mujer, y aunque se realicen para evitar dolores, molestias con el roce de prendas de ropa ajustada o problemas en las relaciones sexuales, el motivo más común por el que las cirugías íntimas son más demandadas es por causas psicológicas, por la pérdida de confianza o autoestima a un problema que ahora se le puede dar solución.

Cirugías íntimas más solicitadas

  • Labioplastia genital: Los partos, el envejecimiento y el desarrollo genital tienen como consecuencia unos labios menores muy grandes dando a los genitales femeninos un aspecto poco estético, llegando en ocasiones a interferir físicamente en las relaciones sexuales.
  • Reconstrucción himen: El himen (membrana de tejido que se ubica en la entrada de la vagina, que se rompe con la primera relación sexual, aunque también al realizar deporte) Esta cirugía suele realizarse más por un valor cultural, creencias religiosas o sociales.
  • Lifting de pubis: La flaccidez y el exceso de grasa en la zona púbica o “monte de venus” es un problema bastante común en la mujer madura, así como en pacientes que han variado mucho de peso asociado o no a los embarazos.
  • Y aunque no conste como cirugía, la depilación íntima también es una tendencia desde hace años. De hecho esto una de las causas de las cirugías íntimas al mostrar algunas anomalías en los genitales externos.
>