Varices: ¿Cómo aliviar el dolor?

Las varices provocan dolores, en ocasiones, insoportables que no permiten caminar. Te damos una serie de ejercicios con los que notarás un gran alivio.

Hay muchos factores que pueden favorecer la aparición de las varices: el sobrepeso, el sedentarismo o, incluso, el embarazo suelen ser, en la mayoría de los casos, los motivos principales.

También existe otra causa que provoca un empeoramiento y es el simple efecto de la gravedad.  Pero, qué gestos y hábitos podemos llevar a cabo para minimizar sus consecuencias. ¡¡Apunta que esto te interesa!!.

varices

Eleva las piernas 4 veces al día durante 15 minutos.

Un gesto súper sencillo que suele ser muy eficaz. Está demostrado que levantar las piernas por encima del corazón, como mínimo 4 veces al día y durante 15 minutos,  reduce el promedio diario de presión que soporta el sistema venoso. Así no sólo reduce los síntomas de las varices sino que evita que empeoren.

También puedes elevar la parte inferior de la cama colocando una cuña de espuma  debajo del colchón; poner una almohada entre las piernas no suele ser demasiado efectivo ya que el peso suele comprimirla.

Otro ejercicio que apenas te llevará unos minutos y cuyos resultados te sorprenderán gratamente es tumbarte boca arriba y hacer la bicicleta con las piernas elevadas. Si lo haces durante unos minutos activarás la circulación y aliviarás la pesadez.

varices

Nada o muévete dentro del agua. Ten en cuenta que cuando nadas tu cuerpo está en posición horizontal y la presión del agua ayuda al retorno venoso. Esta actividad en el mar consigue aún mayores beneficios ya que el agua suele estar a una temperatura más baja.

Si eres de las que no les gusta nadar podrás conseguir resultados positivos simplemente metiéndote en el agua y moviendo un poco las piernas. La sensación de pesadez se aliviará casi por arte de magia.

varices

También puedes llenar la bañera de casa con agua fría y caminar unos  10 minutos.

Mueve tus pies. Sube y baja los dedos de tus pies o realiza rotaciones de tobillo tanto si estás de pie como sentada ayudarás a movilizar la musculatura y, por tanto, activarás la circulación de las piernas.

varices

Camina de puntillas. Hazlo de forma progresiva realizando pasos suaves completamente descalza y de puntillas. Posteriormente, camina durante 2 minutos de forma exagerada apoyando bien la punta del pie. El ejercicio concluye juntando bien las piernas y subiendo y bajando los talones, como mínimo, una decena de veces.

>