Como mejorar el estado de la piel y retrasar la aparición de arrugas

Las arrugas llegan tarde o temprano; y no se trata de esperar a que sean visibles para empezar un tratamiento antiage. La prevención y un buen estilo de vida son fundamentales para retrasar la aparición de los signos de la edad.

En este post te vamos a hablar no solo de las técnicas antiedad que existen y de cómo aplicar determinados tratamientos para mejorar el estado de tu piel; también queremos ofrecerte unos consejos para prevenir la aparición de arrugas y mejorar el aspecto de tu rostro.

Las primeras líneas de expresión suelen aparecer a los treinta años. Normalmente son visibles tanto en hombres como en mujeres por los gestos al hablar, al reírnos o cuando lloramos.

propositos antiedad

Hay tres zonas del rostro donde suelen aparecer las primeras arrugas:

-Arrugas en los laterales de la boca o líneas de la sonrisa
-Arrugas de los labios o código de barras
-Arrugas en los ojos o patas de gallo

Si ya están apareciendo las primeras marcas y sientes que estás mayor por culpa de estas líneas, una buena idea es seguir los consejos que te daremos a continuación y que incluyen algunos enemigos para el cuidado de la piel.

Consejos para retrasar aparición de arrugas

Dormir al menos 8 horas

No descansar lo suficiente produce un envejecimiento prematuro, con una mayor aparición de arrugas. El motivo es que durante la noche nuestro cuerpo aprovecha para realizar las funciones de reparación y renovación de las células, incluidas las de la piel.

Si no dormimos lo suficiente, las toxinas acumuladas durante el día no se eliminan correctamente y se siguen acumulando, produciendo pérdida de hidratación, firmeza y brillo.

Además, durante el descanso nocturno la piel fabrica colágeno y elastina, responsables de dar elasticidad, tersura y firmeza a la piel. Sin ellas, las arrugas aparecerán mucho antes y serán más marcadas y profundas.

propositos antiedad

Restringir el consumo de azúcar y grasas saturadas

Es importante que evites los alimentos como dulces y fritos que pueden afectar negativamente al aspecto físico de tu piel. Somos lo que comemos, por eso es importante nuestra dieta, no solo para tener un peso adecuado sino también para mejorar el estado de la piel.

Aumentar las raciones de frutas y verduras

Llevar una dieta rica en frutas y verduras que aportan las vitaminas, minerales y antioxidantes necesarios para que tu piel se proteja contra los efectos perjudiciales de los radicales libres. Añade también frutos secos, aguacate y pescados para aportar grasas saludables como los ácidos grasos omega 3, 6 y 9.

Beber agua y humidificar la casa

Sabemos que estás cansado de leer este tipo de consejos y que lo te lo han dicho mil veces, pero beber la suficiente agua diariamente mantiene a tu cuerpo hidratado y a tu piel en su pleno esplendor.

La hidratación de la dermis es fundamental para su estado óptimo y su resistencia y elasticidad y, por supuesto, para retrasar la aparición de las arrugas.

Y, por otra parte es normal que en invierno por el uso de calefacciones, es recomendable que dispongas de un humidificador en casa. De esta forma evitarás labios cortados, eccemas, piel tirante, enrojecida y escamada.

Reducir la ingesta de alcohol y eliminar el tabaco

El alcohol y el tabaco deshidratan y envejecen tu piel, así que mantenlos alejados de tu día a día si quieres lucir una piel más joven.

propósitos antiedad

Hacer ejercicio físico todos los días

La práctica de ejercicio físico a diario te ayudará a evitar el estrés y a liberar endorfinas, haciendo que tu piel tarde más en envejecer.

Correr, caminar, nadar o cualquier actividad que nos haga sentirnos bien y mantenernos en forma nos ayudará a mejorar el estado de la piel. Eso sí, recuerda que si vas a practicar deporte en el exterior debes aplicarte siempre un buen protector solar.

Cuidar el bienestar personal y salud mental

Varios estudios científicos han demostrado que la respiración controlada puede ser efectiva en el manejo del estrés. La calma que aporta la disminución de las tensiones y la ansiedad influye en la frecuencia cardíaca y aumenta la cantidad de oxígeno en sangre mejorando la distribución de los nutrientes en el organismo.

Por ejemplo, practicar yoga facial es una terapia de moda y es recomendable hacerlo de la mano de un buen profesional que nos enseñe cómo entrenar nuestra musculatura y cuáles son los ejercicios más adecuados para nosotros.

Esperamos que empieces a poner en práctica todos estos consejos y recomendaciones antiage. Recuerda que si tienes un organismo sano y una mentalidad positiva, tu piel te lo agradecerá.

Se trata de rutinas muy fáciles de aplicar en tu vida cotidiana. Y recuerda que en nuestra clínica disponemos de tratamientos antienvejecimiento y de rejuvenecimiento facial que son el complemento ideal de este tipo de hábitos saludables.

>
Abrir chat
¿Dudas? Consúltanos
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?