Engordar en verano. Consejos para cuidar tu línea.

Engordar en verano es una de nuestras principales preocupaciones. Te contamos cómo evitarlo.

Engordar en verano unos kilos es, a veces, inevitable.  La estación estival es, junto a Navidad, una de las épocas del año en la que se nos hace un poquito difícil cuidar la línea.

Y es que la llegada del calor y las terracitas nos complican mantener los buenos hábitos que durante el resto de meses hemos sido capaces de realizar.

Ahora bien, si quieres alejar los kilos de más que nos acechan durante el verano, te vamos a dar unos consejos que te ayudarán a conseguirlo. Sigue leyendo que esto te interesa.

engordar en verano

No te obsesiones.

Los kilos tienen la importancia justa en nuestra vida así que nada de obsesionarse y pesarse todos los días. Lo mejor es quererse y aceptarse tal y como somos.

No olvides que los kilos van y vienen pero los momentos que no aprovechamos puede que no se repitan.  Disfruta del verano y las vacaciones.

engordar en verano

Haz lo posible por mantener una dieta sana.

El autocontrol debe estar presente de alguna forma en tus citas veraniegas. Está bien que te relajes un poco pero sin excesos.

engordar en verano

Respeta los horarios.

Aunque es un poco complicado hay que respetar lo máximo posible los horarios de las comidas y no intentar picar entre horas. Si lo consigues, será más fácil conservar el control de todo lo que se ingiere durante el día.

engordar en verano

Sigue haciendo ejercicio.

Las vacaciones son el mejor momento para realizar algún deporte. Ya verás cómo además de ayudarte a estar mejor, te liberará del estrés acumulado.

engordar en verano

Toma agua y reduce el alcohol.

El agua te mantiene sana e hidratada mientras que el alcohol produce en tu cuerpo el efecto contrario.

engordar en verano

Cuidado con los aperitivos.

Hay aperitivos como las patatas fritas y los frutos secos que son un verdadero peligro para una alimentación sana.  Si quieres tomar un tentempié puedes optar por frutas y verduras troceadas.

engordar en verano

Los caprichos pueden ser sanos.

Cierto es que con el calor nos apetece un rico helado pero puedes optar por adaptarlos a una dieta creando versiones caseras de los tradicionales polos.

engordar en verano

Evita las frituras.

Las grasas y las calorías se multiplican cuando se fríe el alimento. Lo mejor es limitarlos y tomarlos de forma muy ocasional.

engordar en verano

Desayuna bien.

Es la comida más importante del día siempre. Toma alimentos saludables que te den la energía suficiente hasta la hora de comer.

>