Hilos Tensores ¿Qué son?

Descubre lo último en belleza, los hilos tensores, el nuevo lifting sin cirugía que ha desbancado al lifting facial. Se trata de la colocación de unos hilos mágicos que devuelven a tu rostro un aspecto natural y rejuvenecido, sin pasar por quirófano.

¿En qué consisten los hilos tensores?

Esta técnica consiste en la implantación de unos hilos intradérmicos, muy finos, que cruzados por el rostro en forma de abanico o de red, sujetan el tejido facial tensando y reafirmando el óvalo facial.

¿Cuál es su composición?

Los hilos tensores están compuestos por polidioxanona, un material reabsorbible y 100 % biocompatible, que no produce ningún tipo de alergia.

¿En qué consiste su tratamiento?

Este tratamiento dura unos 30 o 40 minutos y se realiza en la misma consulta médica. No es necesario pasar por quirófano ni realizar ningún ingreso hospitalario. Se requiere en algunos casos no en todos, anestesia local y una vez aplicada, se introducirá una cánula que hará de guía para la colocación de los hilos tensores sin heridas ni puntos de sutura. Su efecto de tensión a largo plazo estimula la aparición de colágeno, mejorando la calidad de la piel y su flacidez.

Después del tratamiento la expresión del rostro no cambia, no se trata de construir o rellenar una cara nueva, solo de conservar la estructura facial de una forma natural y lograr un rostro equilibrado.

Beneficios de los hilos tensores

Mejora las marcas de expresión, pliegues y arrugas. La producción natural de colágeno rejuvenece nuestro rostro y mejora los signos de la edad. Eleva las mejillas, las arrugas del contorno de ojos, eleva las cejas, mejora el mentón y reafirma el cuello y el ovalo facial.

Los resultados del tratamiento pueden observarse a las tres semanas de su colocación, su reabsorción es de 6 meses y logra que los efectos se prolonguen entre 12 y 18 meses.

Tratamiento indoloro y nada invasivo, lo que permite una recuperación muy rápida y la reincorporación a su actividad normal.

¿Para quién está indicado?

Normalmente está indicado a personas a partir de 35 años que quieran mejorar o prevenir la flacidez y es compatible con otros tratamientos. Las personas que sean susceptibles a cicatrices o infecciones agudas deberán evitar este tratamiento.

Infórmate sin compromiso en nuestra clínica Artestética, contamos con los mejores profesionales y recuerda la primera consulta es gratuita.

Publicaciones relacionadas

Hilos Tensores ¿Qué son?

>