fbpx

Peeling químico

El peeling químico es un tratamiento no quirúrgico, cuyo efecto inmediato consiste en la eliminación de una parte del cutis más o menos profunda, según el tipo de ácido utilizado, así como un efecto tardío de regeneración de la piel, renovando la matriz dérmica y dejándola sin determinados defectos estéticos como manchas, arrugas…

¿Qué ventajas ofrece?

  • Puede realizarse en cualquier tipo de piel y en cualquier parte del cuerpo.
  • Es rápido, simple e indoloro.
  • No precisa anestesia ni ingreso en clínica.
  • Un cutis más luminoso, uniforme, compacto y elástico.

Son candidatos  quienes presenten un envejecimiento facial debido a la exposición solar, hipercromías (manchas), acné, queratosis, flacidez cutánea, pequeñas arrugas, estrías, cicatrices, poros abiertos…

¿Qué tipo de peeling utilizar?

En Artéstetica  te informamos que el peeling debe ser un tratamiento personalizado para cada paciente con su previa prueba de alergia. Durante el procedimiento se prepara  la piel , se cubren las zonas sensibles, siempre bajo la tutela del profesional.

Hay tres tipos de peeling: superficial, medio y profundo.

  • El peeling superficial va destinado a hacer desaparecer arrugas finas, manchas y acné. Sólo deja un ligero enrojecimiento que desaparece en varias horas.
  • El peeling medio va destinado a borrar las arrugas superficiales así como las lesiones pigmentadas extendidas y el acné en fase activa. Aparece un enrojecimiento mayor y una descamación más visible.
  • El peeling  profundo  va destinado a eliminar las arrugas más marcadas, el “photoaging” de grado medio alto, el acné en su estado cicatricial y la pigmentación circunscrita. Aparece un enrojecimiento intenso de la piel temporal durante 3 ó 4 días y una descamación intensa durante un máximo de unos 10 días.
>