Plasma rico en plaquetas (PRP)

El Plasma Rico en Plaquetas o plasma rico en factores de crecimiento es una suspensión concentrada de la sangre centrifugada que contiene elevadas concentraciones de trombocitos.

Es un tratamiento restitutivo para ser aplicado en pieles maduras que presenten signos de envejecimiento o en pieles jóvenes con marcas de acné, a través del cual se obtienen resultados visibles, se logra mayor luminosidad y se mejora la coloración, lográndose un importante incremento en la tersura de la piel.  No crea  reacción inmunológica y no conlleva riesgo de reacción alérgica. Se recomienda hacer un ciclo de 3 sesiones por año.

El Plasma Rico en Plaquetas se obtiene a partir de la propia sangre del paciente, mediante un proceso que incluye el centrifugado de una muestra de sangre, de la cual se obtiene el plasma rico en plaquetas. Se aplica en la piel por medio de microinyecciones.

Procedimiento de Plasma Rico en Plaquetas

Este tratamiento consta de 3 pasos:

  1. Extracción de sangre.
  2. Centrifugado.
  3. Aplicación del PRP

¿Para qué se usa el PRP (Plasma Rico en Plaquetas)?

  • Rejuvenecimiento facial.
  • Tratamiento y prevención de la flacidez de la cara.
  • Tratamiento de arrugas.
  • Estrías.
  • Alopecia.
  • Rejuvenecimiento de manos
>