Toxina botulínica tipo A

La toxina botulínica tipo A, es un complejo neurotóxico que actúa relajando la musculatura facial.

Es la técnica de rejuvenecimiento facial más demanda por los pacientes, ya que despeja y rejuvenece la mirada de manera inmediata.
 Se aplica en pequeñísimas cantidades, con aguja muy fina y en pequeñas gotas de forma superficial en la zona a tratar.

El tratamiento hace desaparecer las patas de gallo, las arrugas del entrecejo y de la frente,  dando un aspecto más relajado y joven al rostro, sin perder la expresión natural.

  • No necesita anestesia.
  • No requiere pruebas alérgicas.
  • Se puede aplicar en cualquier época del año.
  • Los resultados son visibles entre el tercer y quinto día y definitivos en  quince días.

Procedimiento del la toxina botulínica

Tendrás  una consulta totalmente  gratuita con el doctor, donde te explicará el tratamiento y  despejará todas tus dudas, intentando así conseguir el mejor resultado para tu total satisfacción.

>