¿Qué es el Láser Lipolítico?

El láser lipolítico es un tratamiento de estética para eliminar grasa corporal en zonas localizadas. Se realiza de forma no invasiva y sin necesidad de pasar por el quirófano. Es un sistema de láser diodo con forma de almohadilla que se posiciona sobre la piel y que transmite energía que actúa sobre el tejido adiposo. Es una técnica de medicina estética, derivada del lipoláser, con unos resultados muy similares a la liposucción, pero con grandes ventajas respecto a ésta.

El láser lipolítico se puede aplicar en diferentes zonas del cuerpo como abdomen, piernas, caderas, brazos, glúteos y flancos.

¿Cómo funciona?

Su funcionamiento se basa en la producción de lipasa. La lipólisis rompe los lípidos triglicéricos convirtiéndolos en glicerol. Esta grasa es desechada por el organismo de forma natural. Después de recibir el tratamiento puedes llegar a reducir hasta 3 cm de grasa en algunas zonas del cuerpo y hasta 1,5 de abdomen. Este tratamiento es beneficioso para la epidermis y además previene la celulitis.

¿Es un tratamiento efectivo?

La efectividad va a depender del lugar en el que se realice y la cantidad de grasa que haya que eliminar. Sus efectos suelen ser notablemente inferiores a la cirugía y requiere varias sesiones para notar su efecto. Aun así se obtienen unos resultados finales óptimos.

¿En que consiste el procedimiento?

Para proceder al tratamiento de láser lipolítico, el paciente es tumbado en una camilla y te relajas mientras el especialista te instala las almohadillas sobre la piel en la zona a tratar. Estas almohadillas se ajustan con una faja. A continuación se activan los láseres de diodo de la máquina de láser lipolítico. Puede que el paciente sienta un poco de calor durante el tratamiento y la sesión suele durar unos 30 minutos. Normalmente se realiza una sesión semanal durante 4 semanas.

¿Cuales son los beneficios del láser lipolítico?

Aunque la pérdida de centímetros ya es evidente desde la primera sesión también promueve el adelgazamiento y reduce visiblemente las estrías. Es un método igualmente idóneo para combatir la celulitis y asimismo, ofrece beneficios adicionales a nivel de tonificación, mejora de la circulación y eliminación de toxinas.

No es necesario cambiar drásticamente de hábitos en lo que respecta a la dieta y el ejercicio físico, pero conviene tener en cuenta que siempre se conseguirán mejores resultados siguiendo unas pautas saludables: beber abundante agua para favorecer la eliminación de líquidos, reducir la ingesta de hidratos de carbono, cambiar el sedentarismo por una rutina suave de ejercicio (media hora de paseo), combinar el tratamiento con masajes y la aplicación de productos cosméticos reductores, etc.

Tanto mujeres como hombres pueden disfrutar de los beneficios del láser lipolítico. No hay una predisposición más allá de disponer de buena salud.

Es un excelente tratamiento para mejorar su aspecto sin necesidad de cirugía, tratamientos invasivos, ingresos, cicatrices, ni postoperatorios.

Consigue en pocas sesiones presumir de cuerpo con el láser lipolítico sin cirugía. Consulta tu caso con nuestros especialistas en www.artestetica.com

>