fbpx

¿Qué es la carboxiterapia?

La carboxiterapia es la técnica que aplica dióxido de carbono por vía subcutánea mediante pequeñas infiltraciones. El CO2 es un gas que una vez que se infiltra consigue que los diferentes planos que componen la piel (dermis, epidermis, etc) se separen, dejando espacio para una buena oxigenación y renovación circulatoria en la zona.

Beneficios de la carboxiterapia en la piel

Este tratamiento consigue eliminar la grasa subcutánea de forma efectiva. Para las personas que presenten un exceso de volumen en algunas zonas del cuerpo, con este tratamiento podrán bajar de peso además de cuidar su alimentación y realizar ejercicio.

Combate desde la flacidez de la piel hasta problemas de varices y celulitis, pasando por la eliminación de los cúmulos de grasa resistente como la piel de naranja. Las infinitas aplicaciones de la carboxiterapia consiguen reducir:

  • Celulitis y grasa localizada
  • Arrugas y flacidez facial
  • Estrías
  • Ojeras
  • Tratamientos de acné
  • Caída del cabello

La carboxiterapia es un tratamiento indoloro que usa un método no invasivo. Consigue activar la circulación local, alterar la permeabilidad de las paredes celulares de los adipocitos y facilitar la liberación de su contenido graso, mejorar la oxigenación tisular y producir una combustión local de las grasas. Los resultados pueden empezar a verse a partir del primer mes.

>