¿Qué es la cavitación?

La cavitación es una técnica de ultrasonidos de baja frecuencia que se utiliza para romper los adipocitos y está indicada para tratar la celulitis y la grasa localizada. La onda sonora que genera el equipo provoca la formación de burbujas dentro de las células grasas que crecen y más tarde implosionan hasta desaparecer. De este modo la grasa se convierte en líquido y puede ser expulsada a través de nuestro sistema linfático.

– ¿Es dolorosa esta técnica?

No es una técnica dolorosa. La cavitación se utiliza para eliminar celulitis y está indicado para ayudar al proceso de adelagazamiento. Es recomendable complementarla con otras técnicas como LPG o presoterapia.

– ¿Cuántas sesiones se necesitan?

Se necesitan alrededor de 8 a 12 sesiones aunque los resultados empiezan a ser visibles a partir de la tercera sesión. Es necesario tomar por lo menos un litro y medio de agua antes y después de la sesión. Se debe dejar un margen mínimo de cuatro días entre sesión y sesión para que el resultado del tratamiento sea óptimo, ya que el cuerpo tarda aproximadamente 72 horas en eliminar la grasa.

-¿Quién puede someterse a este tratamiento?

El tratamiento siempre debe ser recomendado por un especialista y si el sobrepeso es excesivo debe ser complementado con un tratamiento dietético. Normalmente está indicado para mujeres con celulitis o pacientes con exceso de volumen que quieran reducir la grasa acumulada de piernas, glúteos o abdomen.